Adolescente es sentenciada por el asesinato de su madre

Quito. Camila Isabel Ch., joven de 19 años es dictada a 34 años y 8 meses de prisión tras comprobar que fue la autora intelectual del asesinato de su madre, la ginecóloga Alexandra Soria.

Pruebas documentales, peritajes y testimonios presentados por la Fiscalía de Pichincha fueron determinantes para dicha sentencia. En la misma constan principalmente mensajes de texto y grabaciones de la urbanización Vista Grande, sector Miravalle 1, Quito, en las cuales se observa en primer lugar la llegada de la víctima a su residencia, luego el arribo de su hija con un hombre y posteriormente la joven sale en el vehículo de su madre con el mismo individuo y regresa en un taxi.

Tras casi un año de cometido el crimen se sentencia al guardia de seguridad de la urbanización, Ángel G., quien se identifica como el autor directo del crimen el cual le propinaría el golpe en la cabeza de la mujer ocasionándole un trauma craneoencefálico que acabaría con su vida.

Otro de los implicados es Francisco A.  amigo de Camila, a quien se le impone la pena de 8 años y 8 meses por ser cómplice de la agresión al demostrarse que vendió el teléfono celular de la víctima y retiró la cantidad $ 610 de sus cuentas en diferentes cajeros automáticos mientras se ejecutaba el crimen.

Tras una llamada de la hija mayor de la víctima se encontró el cadáver el 21 de agosto del 2016 en el interior de la cajuela de su auto por uniformados que hacían un patrullaje en la Panamericana Norte, en el sector Calderón, en Quito. 

La fiscal del caso, Verónica Murgueytio, dejó claro que según el Código Orgánico Integral Penal la privación de libertad por asesinato es de 22 a 26 años, pero en este caso se añadieron circunstancias agravantes.