Darío Sánchez: “El teatro representa mi vida”

Darío Javier Sánchez Salinas es un joven estudiante de la Carrera de Comunicación Social de la Universidad Nacional de Loja. Es un apasionado por el teatro, el cine y el periodismo, una trilogía que lo entusiasmo a cumplir sus metas.

En una entrevista con Mi Región habla acerca de lo que para él significa el mundo de la actuación, la pantalla gigante y la comunicación.

 

¿Qué representa para ti el teatro?

Representa mi vida, es algo que me apasiona, es con lo que convivo, a lo que quiero dedicarme, lo considero más como un hobby por ahora, pero quisiera verlo como una profesión algún día.

 

¿Qué sientes cuando estás en un escenario frente al público?

Yo creo que como todo profesional o como todo personaje que se dedica a algo, como un futbolista, por ejemplo, las primeras veces va a sentir un poco de nerviosismo y vergüenza, pero después el cuerpo ya se acostumbra y lo que se siente es una emoción salvaje, una alegría inmensa de salir a tablas y ver el público que te está observando y escuchando.

 

¿En qué edad empezaste a incursionar en este arte? Y ¿Cómo descubriste que era algo importante para tu vida?

Teatro propiamente dicho, a los 19 años, pero anteriormente empecé haciendo teatro en mi iglesia, eran obras pequeñas, dirigidas a Dios, eso lo empecé como a los 16 años. Se podría decir como que siempre he tenido esa espina, ese humor con mi familia y mis amigos, pero la actuación en sí, la descubrí en la iglesia. Allí me dijeron “hagamos una obra de teatro…” y dije “ya buenazo”. Nunca lo había hecho, pero cuando lo hicimos a mucha gente le gustó y creo que ahí vi que tenía ese don, esa facilidad de expresarme en público. Aunque anteriormente en mi familia hacíamos programas navideños y obras de teatro que los dirigía mi tía.

 

¿Cómo fueron tus inicios en el teatro?

Empecé haciendo teatro en una compañía que se llama Lúdico Teatro Estudio, me enteré de que ellos realizaron un casting, fui a probar suerte y me escogieron. Realizamos una sola obra, de ahí con esa compañía no hicimos más, posteriormente me uní a otra compañía de teatro, con la cual seguimos haciendo obras. Después unos amigos y yo creamos nuestra propia compañía de teatro denominada La Mancha Producciones.

 

Háblanos de la compañía en la que actualmente trabajas

Es una compañía creada por tres amigos que somos como hermanos; la creamos por el simple hecho de que nosotros queremos hacer las cosas, por nuestros propios medios, empeñarnos más, más ímpetu y pasión a todo esto, nos compromete a hacer las cosas bien; porque cuando alguien pertenece a la compañía que no es propia, como que no le pone tanto interés.

 

Colectivamente, ¿a dónde esperan llegar? ¿Qué tienen planificado con La Mancha Producciones?

Con mis amigos a futuro queremos llegar lejos, no se adonde, pero lejos, porque uno no debe trazarse miras a futuro sino dejar que la corriente te lleve, pero mientras te está llevando, cuando te estás lanzando al vacío, dar todo de ti, porque algún día vas a tener tu recompensa, algún día va a haber una explosión, en la que de un rato a otro estés ya en donde querías estar o inclusive rompas tus expectativas.

Personalmente te podría decir que sería genial llegar a Hollywood, o a un lugar alto, pero yo creo que no hay que trazarse mucho esas metas, no porque sean imposibles, sino porque creo que es conveniente tratar de dar todo de ti y llegar hacia donde Dios quiere que estés.

 

¿Se puede vivir del teatro?

Si, mucha gente dice que “te vas a comer la camisa”, en parte tienen razón, aquí en Loja el teatro no era o no es muy comercial, o si te da, serán unos 50 dólares por presentación y eso no es que te alcanza para vivir, es decir, no te podrías dedicar al teatro, pero yo creo que hay que romper con esas barreras sociales y empezar a hacer del teatro una profesión. Dedicarse a esto de completo, pienso que si tú haces obras más a menudo, podrías vivir de esto, pero si haces una obra cada seis meses, ni así lo hagas de todo corazón, yo creo que no te podría dar para subsistir, así que yo creo que es bueno estudiar algo más.

 

Siendo un amante del teatro, ¿por qué te inclinaste por Comunicación Social?

Me gusta actuar, el cine, el teatro, entonces dije, “¿por qué no dedicarme a esto? ¿A lo que me gusta?”, yo creo que una frase que me caracteriza es, has lo que te gusta y serás feliz. Personalmente escogí Comunicación Social porque va de la mano, me encanta también eso de la televisión, el periodismo, pero lo primordial siempre va a ser el teatro y el cine. Posteriormente pienso seguir un posgrado en cine o lo que tenga que ver con esto.

 

¿El actor nace o se hace?

Yo creo que no nací siendo actor, me hice actor. Todas las personas tenemos ese nerviosismo a salir o hablar en público. Debe haber innatos que lo hacen a lo mejor por herencia, pero no sabría decirte si nace o se hace el actor. Mi papá es bastante labioso, chistoso y creo que también influye un poco eso, un poco de genética, se podría decir. Pero depende de cada uno, de que si te dedicas a leer o hacer algo sobre teatro, si estudias o cosas así, yo creo que vas a llegar lejos, un buen actor no nace, un buen actor se hace.

 

¿Qué hacer para que más gente se dedique al teatro?

Al público en general y a todo Loja, le podría decir que se dediquen a lo que les apasiona, que siempre hagan lo que su corazón les dice y que dejen a las personas dedicarse a lo que les gusta, que no critiquen. A quienes se quieren dedicar a esto, que lo hagan, que pierdan el miedo, es verdad que no es sustentable, que no es la mejor opción, pero pueden dedicarse a algo más, que sigan otra carrera tal vez, pero que se dediquen a lo que les gusta, no solo al teatro, hay muchas cosas a las que la sociedad no te deja dedicarte, como por ejemplo la musica, el fútbol, pero yo creo que si se le pone el empeño necesario se podría llegar muy lejos.