Lula pese a su condena proclama que quiere ser presidente 2018

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a nueve años y medio de prisión por corrupción y lavado de dinero, proclamó este jueves su intención de presentarse a las elecciones de 2018,dijo que esa sentencia es «política» y retó a la Justicia a presentar «una sola prueba» que le incrimine.

 

El ícono de la izquierda latinoamericana, de 71 años, fue condenado el miércoles a 9 años y medio de cárcel por corrupción y lavado de dinero por Sergio Moro, juez de primera instancia de la operación 'Lava Jato' sobre una vasta red de sobornos en Petrobras. La sentencia aún no es firme y puede ser revertida por un tribunal superior.

                                                                                                

"A partir de ahora, voy a reivindicar del PT (Partido de los Trabajadores) el derecho de postular a la candidatura de 2018", declaró el exmandatario, en una discurso de prensa en Sao Paulo, bajo la aclamación de sus simpatizantes, dirigentes y militantes del Partido de los Trabajadores (PT), en el que participó de su fundación en 1980.

El expresidente brasileño dijo “la sentencia tiene un componente político muy fuerte”, agregando "Si alguien tiene una prueba contra mí, por favor, que me lo diga y la manden" a la Justicia porque "me quedaría más feliz si fuera condenado en base a una prueba",

"Reto a que presenten una única prueba, un único papel, porque lo que presentaron es un papel rasgado", añadió con vehemencia.

El magistrado dio por comprobado que el expresidente recibió 2,25 millones de reales (unos 700.000 dólares) en concepto de sobornos, los cuales se habrían materializado en la reserva y reforma de un apartamento tríplex en el balneario de Guarujá, en el litoral del estado de Sao Paulo.

 

Lula se convirtió en el primer expresidente del país desde el restablecimiento de la democracia, en 1985, en ser condenado por la Justicia penal.