La educación virtual, un nuevo reto

miércoles septiembre 23, 2020

Por: María José Espinosa, Gabriel Salinas, Lady Jaramillo y Susan Guerrero

La pandemia mundial que estamos atravesando dio un giro de 360° a la educación tradicional, la educación virtual es uno de los nuevos métodos de enseñanza en la actualidad y utiliza la tecnología para educar de forma remota, eliminando las barreras de la distancia y, por qué no, tiempo.

Susana Sumba, docente de tercero de básica en la Escuela de Educación Básica “Manuel Centeno”, ubicada en una zona rural de Machala nos comparte  su experiencia con esta nueva metodología de enseñanza y los retos que ha tenido que enfrentar.

¿Qué le motivó a estudiar docencia? ¿Cuántos años de experiencia tiene como maestra?

Mi motivación principal fue desde muy pequeña, alguna vez en cuarto grado nos preguntaron qué era lo que quería ser, lo que a uno siempre le preguntan y uno también pregunta a nuestros niños.

Yo contesté ‘quiero ser profesora’, porque yo veía como mis maestros me enseñaban con dedicación, eso me motivó muchísimo, aunque luego en el colegio me distorsioné con la idea que tuve al inicio, escogí estudiar para químico –biólogo. Sin embargo, en la Universidad retomé esta profesión, que para mí realmente enseñar, es una vocación. Actualmente como maestra tengo 5 años, anteriormente muy afines con lo que es ser docente tengo 12 años trabajando en el área de inicial y preparatoria.

¿Cuál es el mayor reto en una educación virtual?

Yo creo que para los docentes el reto mismo ha sido manejar la tecnología. Uno muchas veces maneja lo básico porque tiene que hacer informes, llenar matrices y un sinnúmero de documentos más, pero, en este caso tenemos que trabajar frente a una pantalla, frente a nuestros estudiantes. Entonces encontrar la técnica, la metodología o la forma de llegar, eso sí es un reto porque también uno tiene que auto preparase para poder llegar a sus estudiantes de manera virtual.

¿Cómo ha sido la reacción de sus estudiantes frente a este nuevo método?

Para todos esto es nuevo, para padres de familia como para nosotros, no todos cuentan con la tecnología, como yo trabajo con pequeños aquí viene esa forma de reaccionar de los niños, ellos creen que es ponerse frente a la pantalla y “hola, saludar y sentarse como ellos quieren” ósea se sienten libres como en casa, entonces creen que no necesitan normas sino ellos se sienten completamente libres.

¿Cuál es la herramienta digital que usted usa para las clases?

Yo utilizo la plataforma de Messenger, aunque en un inicio los lineamientos eran trabajar con la plataforma de Microsoft Teams, pero no todos los padres de familia tienen acceso a internet fijo. Entonces se encontró la manera de llegar a más estudiantes a través de esta aplicación.

¿Cree que la influencia presencial de acompañamiento del padre de familia es importante para el buen desenvolvimiento académico del estudiante?

Si, por supuesto los padres de familia deben estar pendientes de las actividades, ahora les toca a ellos trabajar más, en la zona rural donde laboro los padres de familia no están preparados completamente para todas las actividades. Nosotros en el aula presencial explicábamos la clase y el niño por el hecho de estar en proceso de aprendizaje capta rápidamente la explicación, incluso ellos le enseñan muchas veces al padre de familia lo que aprenden. Ahora nos toca lograr que el padre de familia comprenda para que replique la enseñanza a su hijo y así cumplan con la tarea.

Entonces ese acompañamiento sea hecho de la mano nuestra y del padre de familia que es el que mayormente tiene que estar y hacer las tareas con su hijo. Incluso sacan memes que ahora el padre debe ser el profesor, claro el padre de familia muchas veces trabaja o está trabajando lo que nosotros hacíamos en las aulas.

¿Mantiene una mejor comunicación con los padres de familia a través de esta modalidad de estudio?

Sí, tenemos mejor comunicación ya que el padre de familia tiene que estar pendiente de las actividades a realizar, tiene que darse un tiempo para el hijo. En algunas ocasiones el padre de familia debe estar presente, entonces solemos llamarlos y cubrir algunas de las inquietudes que tenga.

En cambio, cuando era presencial ellos enviaban al niño y muchas veces lo retira otra persona o a su vez lo envían sin las tareas y la profesora tiene que reforzar para que el niño aprenda.

De toda esta situación sacamos una ventaja ya que el padre está más pendiente de su hijo.

¿Considera que el país se encontró apto para desarrollar las clases virtuales?

Siendo sinceros no, nos falta mucha tecnología e internet, ahora las plataformas se colapsan demasiado, nosotros nos acoplamos al horario pero muchas de las veces varias instituciones están en el mismo horario, entonces no llegamos a cumplir la media hora o 40 minutos porque tenemos problemas, se va el internet y en ocasiones nos quedamos a medias, entonces no, no hemos estado preparados como creo que nadie lo ha estado, esto llega de un momento a otro pero nos tocó irnos acoplando pese a las dificultades que tenemos.

¿La educación virtual también desnuda otra realidad: la inequidad en el acceso a internet?

Exactamente, es una gran realidad y muchas de las veces los padres de familia se han visto obligados a adquirir internet fijo o para su celular porque no tienen computadora, pero tienen su celular que es un medio de comunicación que la mayoría disponemos, pero si hay sectores que no llega la señal sino solo la señal de la radio o TV que también es otro medio para desarrollar la educación.

¿Cree que los estudiantes se verán afectados en el aprendizaje con esta forma de estudio virtual?

Si habrá falencias porque a muchos no se puede llegar, incluso hay sectores donde no llega ni la radio y mucho menos la televisión, entonces los docentes tratarán de ayudarlos, aunque no habrá el mismo ritmo con el que se ha venido trabajando y quedarán esos vacíos, entonces los docentes tendremos que replanificar para poder igualar a los estudiantes, haciendo refuerzos pedagógicos porque no todos llegan al mismo ritmo de aprendizaje.

En mi caso, de los 24 niños, 12 niños reciben la educación virtual a través de la plataforma de Messenger porque cuentan con acceso a internet. Los 12 restantes reciben clases personalizadas a través de WhatsApp o respondiendo mediante textos e incluso nos toca llegar a nuestros niños, entregarles las actividades para que ellos las realicen. He tenido que trasladarme a los domicilios de los niños que no cuentan con el servicio de internet para que puedan cumplir con las tareas asignadas.

¿Existieron capacitaciones por parte del Ministerio de Educación para laborar de forma virtual?

Si, hemos tenido capacitaciones de cómo manejar las diferentes plataformas, como llegar a los estudiantes, incluso el ministerio nos provee las fichas que son las actividades y planificaciones para nosotros poder continuar con la enseñanza a nuestros estudiantes. También hemos tenido capacitaciones virtuales, muchas de ellas gratuitas ya que ha existido convenio con universidades, entre ellas la Universidad Católica.

¿Cómo ha sido la interacción maestro-alumno, alumno- maestro?

Ha sido bonita, ha existido esa respuesta, esa interacción, ese feedback pese que en ocasiones existen las complicaciones que mencionaba en un inicio, sin embargo, he podido realizar mis clases de la mejor manera. Si se ha podido llegar al estudiante buscando la mejor técnica o herramienta para poder educar mediante el medio virtual.

+