La Prefectura de Tungurahua cerrará las válvulas del embalse Chiquiurcu que sirve para dar agua potable a Ambato y Pelileo.

jueves noviembre 19, 2020

La sequía que atraviesa la provincia de Tungurahua provocó un descenso del agua en el embalse Chiquiurcu, ubicado en los páramos del sur de Ambato.

Desde el jueves 19 de noviembre del 2020. Una de las medidas para que el reservorio recupere su volumen es cerrar las válvulas que distribuyen el líquido a las plantas potabilizadoras de las ciudades andinas de Ambato y Pelileo. Edwin Quinga, director de Recursos Hídricos y Conservación Ambiental de la Prefectura de Tungurahua, informó que la solución provisional se aplicará de 22:00 a 05:00.

El funcionario aseguró que de acuerdo a como vaya recuperándose el nivel del agua se dejará sin efecto las disposiciones. “Las estaciones meteorológicas de la Prefectura descartan lluvias en la zona de los embalses en los próximos meses. Estos datos nos indican fuertes sequías para diciembre y enero que están asociados al fenómeno de La Niña”, aseguró Quinga.

Datos de la Dirección de Recursos Hídricos del Gobierno Provincial indican que desde el embalse Chiquiurcu se destinan 390 litros por segundo de los cuales 300 van para la planta potabilizadora de agua potable de Ambato, 50 para la de Pelileo y el resto va para el caudal ecológico del río. Con el cierre de las válvulas se entregará 200 litros por segundo. “Los últimos incendios forestales en las montañas Cazahula, Cangahua y Calamaca también nos está afectando. Con estas acciones esperamos recuperar los volúmenes del agua y prepararnos para los meses de sequía”, dijo Quinga.

Otra de las medidas es la activación de la mesa técnica de agua y riego del Comité de Operaciones de Emergencia de Tungurahua. “Hemos recibidos los informes de la empresa de agua potable y se están tomando todas las previsiones para evitar un desabastecimiento en la ciudad”, dijo el acalde de Ambato, Javier Altamirano.

+