Macará cumple 118 años de cantonización.

miércoles septiembre 23, 2020

Con una población que bordea los 25 mil habitantes y con los índices de contagios de Covid-19 más elevados de la provincia, después del cantón Loja, Macará recuerda este 22 de septiembre 118 años de emancipación política. 

En medio de la crisis económica y sanitaria a causa de la pandemia, la ciudadanía macareña no ha dejado pasar por alto esta fecha especial que recuerda la gesta de 1902 cuando se convirtió en cantón, gracias a la gestión del diputado por la provincia de Loja de ese entonces Manuel Enrique Rengel Suquilanda.

Los macareños residentes en otras ciudades del país también le rindieron homenaje a su cantón con un festival musical vía virtual, donde voces destacadas ofrecieron lo mejor de su repertorio con canciones en varios géneros. Una misa telemática en homenaje a San Antonio, el Patrono del cantón, también formó parte del programa festivo. El 22 de septiembre, día central del aniversario, se desarrolla la sesión solemne con las debidas medidas de bioseguridad.

El alcalde de Macará, Alfredo Suquilanda Valdivieso, lamenta celebrar a su cantón en medio de una crisis económica y sanitaria sin precedentes, donde el Estado adeuda cuatro meses de alícuotas y las rentas provenientes del IVA, además con cero recaudaciones ya que no se viene cobrando impuestos a la ciudadanía por la situación que vive el sector fronterizo.

A criterio del alcalde, Macará prácticamente es un pueblo fantasma, donde no hay negocios activos y la actividad comercial casi que ha desaparecido y el poco movimiento económico es gracias a los emprendedores, ciudadanos que se las ingenian para buscar ingresos que les permitan mantener a sus hogares.

Macará, ubicado a 195 Km de la ciudad de Loja, es el segundo cantón con más casos de Covid en la provincia (356). Ante esta realidad la administración municipal ha gestionado 1000 pruebas rápidas, 15 mil mascarillas, insumos médicos como gel y alcohol, así como camas y colchones para los hogares más pobres. A esto se suma más mil kits de alimentos que el Municipio entregó en los barrios más necesitados.

No todo es color gris en Macará, el Miduvi inició la construcción de 150 casas que serán entregadas a familias pobres del cantón, esta obra además de devolver la esperanza a los beneficiarios, genera importantes fuentes de trabajo local en momentos que más necesitan.

Sobre la crisis que se avizora para el 2021, el Alcalde fue claro en decir que si la situación económica no mejora en el Municipio con el dolor del alma se verá obligado a recortar personal, aunque la institución en algo se alivia con la jubilación de 10 funcionarios en los próximos días.

“Sigamos cuidándonos, protegiéndonos, cumpliendo la normativa del COE cantonal y COE nacional; Si yo me cuido, cuido también a mi familia porque la pandemia no ha terminado. Tengamos fe y esperanza ya que vendrán días mejores. Así como Macará ha defendido la heredad territorial, ya es hora que la Patria también cuide a Macará para que siga siendo la Centinela sin relevo del Ecuador”, enfatizó el alcalde Alfredo Suquilanda.

+