Tradición que se resalta en Chantaco, Crianza de cuyes

jueves febrero 4, 2021

En el barrio Cumbe, de la parroquia Chantaco, cantón Loja, 17 personas conformaron la Asociación “Llanitos Verdes” que se encarga de la crianza, cuidado, faenamiento y expendio del delicioso cuy.

Una tradición de siglos inicia entre montañas, fincas y huertas. Hombres y mujeres preparan la tierra para cultivar la alfalfa y el pasto que alimentan a los cuyes. Alimentación

Luis Pinta, integrante de la asociación, cuenta que el corte del pasto se realiza en la mañana para depositar al cuy en la tarde. Este alimento debe estar fresco y no soleado.  El proceso requiere de concentración para evitar que una mala hierba se mezcle y termine afectando al cuy.

Tampoco se debe arrojar hierba mojada puesto que el resultado puede ser mortal. Para criar cuyes se requiere de un espacio adecuado que no tenga exposición directa del sol y sea seguro para los animales no puedan salir. “Es un proceso bastante laborioso, hay que dedicarse”, refiere Pinta.

El cuy requiere cuidado permanente. Se lo alimenta tres veces al día, se le da agua y se cuida de su salud para evitar enfermedades y parásitos. Los cuyes de esta asociación son mejorados, provienen de Saraguro y Loja lugares que poseen excelente genética que garantiza cobayos grandes y de buen peso.

Crianza  

Cada integrante de la asociación cría diferente número de cuyes, por ejemplo Luis Pinta tiene de 400 a 500 y para su alimentación cultiva más de media hectárea entre pasto, maíz o alfalfa. En cada casa o galpón los cobayos son divididos para su reproducción y engorde.

Por lo general en cada galpón hay divisiones con siete a 10 cuyes hembras y un macho. Después de dos meses y medio a tres meses de alimentación, desparasitación y cuidado, el cuy está listo para el faenamiento.

“El cuy debe estar en perfecto estado, se lo verifica, pesa, después se lo pela, se lo seca y agrega aliños, mismos que son elaborados con productos de la zona” subraya Luis Michay, morador de Chantaco. Posteriormente, a este proceso, se lo empaca al vacío y está lista para la venta.  

Reactivación económica

En esta actividad de impulso, dinamización y reactivación de la economía el Municipio de Loja apoya de forma continua para mejorar el sistema tradicional por un sistema de producción más tecnificado orientado a mejorar su calidad de vida.  Guido Ortíz, técnico de la Unidad de Desarrollo Productivo, precisa que se les da un apoyo permanente desde la capacitación, entrega de animales mejorados y producción del forraje.

En el 2020, el Ayuntamiento en coordinación con el Gobierno Parroquial de Chantaco apoyó a la Asociación Llanitos Verdes con cuyes, materiales e insumos. El técnico subraya que todo este proceso aterriza con la Planta de Faenamiento semi-tecnificada que les facilitó el Municipio para faenar cuyes de manera distinta y ágil.

Esta planta está totalmente equipada. Tiene una máquina peladora, desangrado, empacadora al vacío y una congeladora “que les permite hacer esta actividad con mayor facilidad”, explica Ortiz.

Criterios  

“Gracias al Municipio que nos ha colaborado. Ahora nos ayuda con los puestos para vender, eso ha permitido sacar adelante a mi familia”, dice María Cuenca, quien lleva años fortaleciendo la práctica ancestral y regalando a las actuales generaciones el privilegio de degustar el cobayo acompañado de arroz, papa y ensalada.

Miriam Sivisaca también agradece el respaldo del Ayuntamiento que le ha permitido mejorar la crianza, cuidado y faenamiento de los cobayos y con ello generar recursos que permitan sustentar a su familia.

+