‘Fui injustamente encarcelada’

Loja. El 17 de agosto de 2015 marcó un antes y un después en la vida de Luisa Lozano. Ese día el pueblo protestó contra el régimen y se acusó a la líder indígena de ser una de las cabezas visibles de esa rebelión, lo que le costó 16 días de cárcel.

“Fue una condena injusta donde mi familia sufrió por mi ausencia”, sostiene Luisa Lozano, quien ahora participa como candidata a asambleísta por la provincia de Loja, en representación de Acuerdo Nacional por el Cambio. En un diálogo con MI REGIÓN haba de su propuesta legislativa y fiscalizadora.

¿Cómo cambió la vida de Luisa Lozano después del 17 de agosto del 2015?

Desde muy joven me he dedicado a la vida comunitaria, a luchar en organización para defender los derechos de mi pueblo, con la represión del 17 A. he cogido más coraje, más valentía para defender la dignidad de las mujeres y de los ecuatorianos que han sido sometidos por el régimen de Rafael Correa. Vivir en carne propia y sentir el dolor y sufrimiento de estar en la cárcel lejos de la familia, provoca consternación y dolor, pero también revive el ánimo para seguir luchando por exigir una vida justa, defendiendo nuestros territorios,  en contra del entreguismo de nuestros recursos a las transnacionales chinas.

 

¿Cuál ha sido la lucha de Luisa después de la sentencia?

Mi lucha ha sido siempre con más fuerza para seguir denunciando con voz firme los atropellos, que este gobierno comete con la dignidad de todos los ecuatorianos, jamás me he doblegado ni he vendido mi conciencia ni la del pueblo, que reclama justos derechos, he hablado y he dado a conocer la verdad ante la opinión pública nacional e internacional y a los organismos de los derechos humanos, sobre los hechos que vivió el pueblo de Saraguro el 17 de Agosto del 2015, no como pintan los medios del gobierno tratando de opacar la verdadera realidad de lo acontecido que fue una masacre.

¿Sus 4 hijos entienden la dimensión de la sentencia y la posibilidad de ir a la cárcel?

Por supuesto, ellos conocen y están pendientes de todo lo que puede suceder, ya que ellos vivieron, sufrieron la ausencia de su madre por 16 días cuando me llevaron a la cárcel injustamente. Les ha generado desconfianza e incertidumbre porque con este gobierno todo puede pasar, no existe ninguna seguridad. Toda esta persecución provocó daños psicológicos en la familia, especialmente en mis hijos menores.

¿ha decidido participar en política, esta decisión no se sumará a una causa más de ser una perseguida política?

Por la voluntad de mi pueblo he aceptado participar en este proceso político electoral y actualmente soy la segunda candidata principal por el Acuerdo Nacional por el Cambio de la provincia de Loja. Nuestro trabajo político está encaminado a derrotar a este régimen, por tanto debemos elegir un gobierno democrático, respetuoso de los derechos humanos y cuyo perfil lo cumple el General Paco Moncayo, entonces no habrá persecución ni represión política.

¿Quiénes cree votarán por Luisa? La mujer indígena perseguida por un gobierno en el poder

El pueblo ecuatoriano está cansado de estos 10 años de gobierno y en todos los rincones de la patria se escucha no más continuismos y son estos ciudadanos los que votarán por la candidatura de Luisa Lozano y por el Acuerdo Nacional por el Cambio, por ser persona de lucha, gente nueva, gente honesta que hemos planteado propuestas claras de fiscalización a la corrupción de este régimen y la legislación en beneficio de nuestra provincia y el país.

¿Qué pasaría con su vida si el voto popular no le favorece?

Estoy segura que triunfaremos porque hemos recibido el respaldo incondicional de todos los sectores de la provincia, de los medios de comunicación, de los trabajadores, de las mujeres y jóvenes. Al no ser respaldada electoralmente seguiré unida a mi familia, trabajando en mi comunidad;  y como activista seguiré luchando por la justicia, la libertad y los derechos de los ecuatorianos sin temor y con más valor.