Clases virtuales en la ruralidad

miércoles octubre 14, 2020

La pandemia nos tomó por sorpresa a todos, de un momento a otro la dinámica de vida se vio trastocada y una de las actividades que más repercusión causó fue en la educación, el gobierno se vio obligado a suspender clases presenciales, para precautelar la vida de los estudiantes y frenar una escalada de contagios que a la final lo hubiésemos pagado muy caro.                         

No obstante, para no dejar sin la posibilidad de continuar con el proceso de estudios a los niños y jóvenes, el Ministerio de Educación, adoptó la educación a distancia de manera virtual y así fue como culminó el año lectivo en régimen sierra 2019 – 2020, que por cierto ante la premura del tiempo, hubo más de una dificultad al momento de ejecutar las actividades bajo esta modalidad.

Hemos iniciado el nuevo período escolar 2020 – 2021, y el panorama es heterogéneo, hay planteles educativos que cuentan con las condiciones tecnológicas, docentes capacitados y estudiantes en condiciones para desarrollar las actividades académicas, pero la brecha es alarmante cuando vemos en sectores rurales que para empezar muchas familias no tienen acceso a internet, peor aún contar con las condiciones mínimas, tener al menos un dispositivo para interactuar en clases.

Personalmente, conozco estimados oyentes, un caso puntual en uno de los barrios apartados de uno de los cantones de nuestra provincia, en la que no poseen ningún tipo de conexión, ni si quiera poseen señal de telefonía celular, según testimonio de la docente ella debe con sus propios recursos reproducir foto copias de las tareas para entregarle a un representante de los padres de familia que de manera rotativa, es decir por turnos se traslada los días domingos a la cabecera cantonal para recibir estos materiales de trabajo y a su vez distribuirlos a los niños y jóvenes estudiantes y de esta manera los desarrollen en el transcurso de la semana,  bajo esa dinámica de trabajo es la interacción entre profesora y alumnos, personalmente aplaudo este esfuerzo pero no es justo que las autoridades estén impávidas ante esta triste y desoladora realidad.

Lamentablemente hay gobiernos locales que insisten en un modelo caduco de administración, es inadmisible que aún no se insertan en el nuevo paradigma de las nuevas tecnologías de comunicación e información, es imperativo dar un giro radical en el que dejemos atrás las viejas prácticas que privilegian los intereses personales, un gobernante es electo se debe a sus mandantes y ese pueblo ávido de atención en el campo de  la ciencia, tecnología e innovación les dice no debe esperar.       

La crisis sanitaria puso de manifiesto las iniquidades sociales. Es urgente que el gobierno nacional conjuntamente con los Gad`s cantonales y parroquiales emprendan un plan de contingencia para proveer primero de señal de internet a los sectores que aún no lo tiene y dotar herramientas tecnológicas, capaz que ningún niño o joven se quede sin estudiar y no vengan a decir que no hay recursos económicos, porque vemos que si hay dinero para el sobreprecio, para el reparto y hasta para el despilfarro, solo es cuestión de hacer conciencia y con seguridad este falencia tendrá solución.

Sybel Ontaneda Andrade
Imagen: 2020-10/miregion-sybelontaneda-90x90.jpeg