La unidad de un pueblo

Por: Hever Sánchez Martínez

Para que un pueblo surja, es imprescindible que exista la unidad de sus hijos, pero esa unidad debe ir acompañada con el comportamiento transparente de los mismos. Empezando desde las más altas autoridades, hasta el último miembro de las comunidades más apartadas. La Unidad es un proceso que hay que trabajarlo pero dejando de lado los intereses personales y anteponiendo lo más sagrado que es el bien común.

Pindal es un cantón inmensamente rico y deberíamos ser ejemplo de adelanto entre los cantones que nos rodean. Dios ha sido dadivoso con nuestra tierra. La responsabilidad es de todos. Pero principalmente de quienes tienen la responsabilidad de sacarlo adelante.